julio 26 2019 0Comment
Foto: Guillermo Ossa/EL TIEMPO

Se levantó la alerta roja aguas abajo del proyecto Hidroituango

Con la construcción de la presa, los riesgos disminuyeron, dice la UNGRD.

Unas 691 familias de Puerto Valdivia, que llevaban más de un año evacuadas de sus viviendas, ya tienen luz verde para retornar después de que la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) decidiera levantar la alerta roja, que seguía vigente en una mancha de 8.100 metros aguas abajo desde Hidroituango.

La decisión se anunció este viernes 26 de julio. De acuerdo con la autoridad nacional, la construcción total de la presa, finalizada el pasado 19 de julio, disminuyó considerablemente el riesgo para estas comunidades.

La decisión se tomó tras un Puesto de Mando Unificado realizado en Hidroituango, donde la UNGRD recibió los soportes técnicos por parte de la interventora y consultores del proyecto sobre disminución de vulnerabilidades en el proyecto hidroeléctrico.

 

Eduardo José González, director de la UNGRD, expresó que el PMU tuvo presencia de 24 entidades que analizaron detalladamente las condiciones de Hidroituango en todas sus variables.

 

Así, se firmó la Circular 32 de 2019 que baja la alerta de Roja a Naranja, , “por lo que seguirá la socialización con las personas, que están regresando paulatinamente y, en caso de ser necesario, hacer evacuaciones preventivas”. Para que el riesgo sea mitigado en su totalidad, faltaría por taponar el túnel derecho y la Galería Auxiliar de Desviación (GAD), algo que se lograría este año.  La alerta roja, sin embargo, se mantiene únicamente en el sitio de presa.

 

Foto: Guillermo Ossa/EL TIEMPO
Foto: Guillermo Ossa/EL TIEMPO

 

“¿Por qué hicimos la solicitud de considerar disminuir -no eliminar- el nivel de alerta? Porque la infraestructura del proyecto ha ido mejorando. Segundo, hemos mejorado en el monitoreo del proyecto, que ya tiene más de 600 instrumentos y que indica en tiempo real cómo está Hidroituango”, aseveró Jorge Londoño de la Cuesta, gerente general de EPM.

 

 

Tras casi 16 meses, Londoño de la Cuesta aseguró que ya tienen información que les permite crear modelos y tendencias de cada una de esas variables, que permiten prevenir o anticipar situaciones de alerta que puedan suceder.

Finalmente, indicó que han realizado más de 500 simulacros y talleres de información con las comunidades en zona de influencia en cuatro departamentos (Antioquia, Bolívar, Sucre y Córdoba).

 

La alerta naranja permitirá, agregó el gerente de EPM, comenzar las labores de reparación de las estructuras afectadas dentro de la mancha de alerta roja y que deben ser restauradas así como la construcción de nueva infraestructura que se requiera.

 

 

Fuente: EL TIEMPO

 

Write a Reply or Comment